martes, 22 de noviembre de 2016

Reseña Tal como eras de Erin E. Keller



Continuamos la semana con una nueva reseña, esta vez de una novela de romántica gay. Como siempre, primero la ficha, link de compra por si os animáis y la reseña. 


Feliz martes a tod@s!



Formato: Versión Kindle
Tamaño del archivo: 490 KB
Longitud de impresión: 204
Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
Idioma: Español
ASIN: B01IDRY0H0

EUR 3,99

Sinopsis:

Alex es un tipo malhumorado y un poco huraño. Alguien que no cree en el amor. No siempre fue así. Una vez fue un chico tímido y dulce, pero la niñez y la adolescencia lo forjaron con experiencias que no puede sacarse de dentro. Hoy prefiere quedarse bien dentro del armario, un lugar frío y solitario que no lo hace feliz, antes que sentirse “un perdedor” otra vez.
Daniel acaba de cerrar una etapa. Recién separado de quien fuera su pareja desde la escuela, busca reorganizar su vida. Lo primero es encontrar un nuevo lugar donde vivir con sus magros ingresos. La oportunidad se le presenta de la mano de unos curiosos compañeros de apartamento. Gente de mente abierta y divertida. Bueno, no todos. El huraño chico de gafas le intriga pero parece imposible llegar a él. Y Daniel no entiende si lo que le molesta es su persona o el hecho de que sea gay. ¿Acaso se estará enamorando de un homofóbico?





RESEÑA:




Esta novela la leí hace un mes y me encantó. Me sorprendió mucho porque el amor se cuece lentamente y va abriéndose paso a través de prejuicios, miedo, temores y capas y capas de traumas. La portada es preciosa, llamativa y le va muy bien a la historia. El estilo de Erin E.Keller es fluido, directo, con mucho diálogo y algunas descripciones, vamos que consigue que sumergirnos en la trama sin problemas y conducirnos a través de la historia hasta el final. 

Lo mejor de esta novela son los personajes que aparecen. Tanto los amigos del protagonista, Alex, Gabriel y Kevin dos integrantes de un grupo musical que comparten piso con el protagonista. 

Alex sin duda es una persona amargada, orgullosa, huraño, un poco antisocial y con el alma marcada por el trauma sufrido en su adolescencia. Se protege con una coraza de frialdad que es capaz de espantar a los que están a su alrededor y hace que sea difícil conocerlo. Él "odia" a los gays, o más bien los trata con frialdad e incluso con desprecio, pero es una manera de defenderse pues siempre acaba razonando y hasta llegando a pedir perdón. Oculta algo que le pasó en el pasado que lo ha marcado de tal manera que no puede evitar portarse mal con los homosexuales que conoce.

Otro de los protagonistas es Daniel, el nuevo inquilino en el piso, a quien conoce Alex de una manera un poco extraña, pues es en medio de una fiesta y cree que es uno de los fans de Gabriel y Kevin y lo trata con desprecio. 

Pero Daniel es un hombre dulce, que huye de su pasado o más bien de una mala relación y que se sentirá atraído por Alex pese a que este es un imbécil que lo trata con desprecio y luego acaba disculpándose con él, pero es que ese huraño le atrae e intenta ocultar la atracción que tiene. 

Me gustó mucho la historia porque nos van presentando a los dos protagonistas y a los secundarios, mostrándonos su día a día, cómo viven, sus miedos, sus trabajos, sus relaciones personales o la falta de ellas. Podemos ver cómo el ser humano ante el miedo al rechazo es capaz de atacar, aunque luego por dentro se arrepienta. 

La historia es sencilla pero hermosa y nos va mostrando un amor que se cuece a fuego lento, que se niega, que se oculta, que se teme, que se abraza con necesidad porque al fin y al cabo cuando el corazón habla, por mucho que quieras negarlo, acabarás haciéndole caso. 

Los amigos de Alex, Gabriel y Kevin son secundarios muy buenos, porque acaban ayudando en todo lo que pueden, metiéndose en medio y descubriéndonos al mismo tiempo cómo son. Espero poder leer de ellos en un futuro, porque son personajes a los que le acabas cogiendo cariño.

Daniel es muy bueno, paciente, con una manera de ser muy dulce pero a la vez fuerte, que luchará por conocer a Alex, por ser aceptado al ser gay, por "disfrutar" de la extraña amistad que le ofrece su nuevo compañero de piso mientras que por dentro comienza a enamorarse de él. De nuevo parece que ha elegido mal, porque enamorarse de un hombre que odia a los gays no es la mejor de las elecciones. 

Cuando llegas al final de la historia se vuelve muy tierna, con momentos muy buenos que te dejarán huella, no os digo más porque no me gustan los spoilers, solo que te sentirás orgullosa de Alex y suspirarás por Daniel. 

Tengo que reconocer que hubo momentos que me entraban ganas de insultar a Alex por imbécil, porque se porta de una manera que dan ganas de gritarles igual que lo hacen Gabriel o Kevin quienes ven como se porta mal y como va cambiando poco a poco y todo gracias a la paciencia infinita y el amor incondicional de Daniel.

Otra secundaria que aparece a lo largo de la novela es Kate, una mujer que es la pareja esporádica de Alex y quien tiene un papel importante en la historia o más bien en el cambio del protagonista.

En resumen, una historia tierna, sencilla, muy real, en la que dos hombres aprenderán a confiar en el otro, en la que el amor se cuece a fuego lento y acabará venciendo al pasado, a los miedos, a los traumas...

La recomiendo. Me gustó mucho. 




1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...